Publicado el

Los 10 tipos de tejedores

Te gusta un poco la organización? O te caracterizas por ser un caos creativo? Todos tienen su propio estilo de tejido y todos son bienvenidos.

El/la Principiante: tienes más agujeros en tu Proyecto que un queso suizo, pero de alguna parte hay que comenzar. Di que es un tejido calado y úsalo con orgullo.

De un solo punto: conoces tus fortalezas y sabes que puedes tejer una bufanda con punto correteado. Le regalas una a todo mundo y si se portan bien y próximo año le regalarás un gorro que combine.

Adicción a las lanas: No es tanto sobre el tejido lo que te gusta de las lanas, si no comprarlas. Y esconderlas alrededor de la casa. Si hay un espacio disponible bajo la cama, rápidamente lo llenamos con más lanas.

Planificador: Tienes organizados todos los tejidos para el próximo año, los cumpleaños, Navidad, matrimonios. Si las personas te pudieran avisar antes de ponerse en campaña para un nuevo bebé, sería genial.

Snob lanero: alguien trató de darte una lana 100% acrílico y te estremeciste. Solo 100% baby alpaca peruana.

Velociraptor: No sabes ni siquiera porque te molestas en urdir si pronto vas a estar cerrando el tejido. Puedes tejer un par de calcetines en el tiempo que a otros les toma hacerse una taza de té.

Tejedor masculino: Todavía es una especie rara, pero confiamos en que cada día serán más.

Freestyler: ¿Patrón? ¿Qué patron? Otros tejedores se asombran y a veces pueden estar algo celosos por tu habilidad de tejer sin patrón

Tejedor social: Te encanta una buena junta con té y galletas o tal vez una copa de vino. Pero no se te olvidé llevar el tejido.

Tejedor en progreso: Tienes tantos calcetines izquierdos tejidos y sweaters sin mangas que estás esperando que los vest vuelvan a estar de moda.

¿Te identificas con alguno de estos tipos de tejedores? ¡Cuéntanos! Queremos saber.

 

Traducido de: LoveKnitting

Publicado el

Los 6 accesorios de tejido que simplificarán tu vida

A veces necesitamos un poco de ayuda para que tu tejido sea menos estresante. ¿Conoces estas herramientas?

Este útil medidor, te permitirá medir el espesor de tus palillos y crochets. Además, medir los punto en tu proyecto. No dudes en usarlo como complemento junto con los otros accesorios KnitPro.

Set 3 agujas de lana con ojal flexible. Ya no necesitarás una súper vista para poder enhebrar una aguja. 3 medidas distintas.

¿Se te pierden los puntos?, ¿quieres marcar un numero de filas o algún error al tejer? gracias a los marcadores de tejido, estos problemas desaparecen. Son muy fáciles de usar. Vienen 30 marcadores en dos hermosos colores; morados y verdes. Es uno de los accesorios más utilizados por tejedoras.

No más puntos perdidos cuando dejas el tejido en espera. Pon estos protectores en las puntas de los palillos y olvídate de los accidentes.

Es fácil perder la cuenta cuándo estás trabajando en alguna técnica que no sea el tejido recto.

Una idea original para bloquear los tejidos. Retienen gran cantidad de puntos.

Publicado el

6 tips para un tejido más cómodo

No es necesario que tengas alguna enfermedad como la artritis para que sesiones prolongadas de tejido te incomoden. Si está causando algún problema, importante ver cuál es el problema y prevenirlo que sea grave.

El tejido es una manera exitosa de incrementar la flexibilidad y movilidad en manos artríticas y prevenir dolores crónicos como también depresión y ansiedad.

  1. Mejor postura

En la mayoría de los casos, la incomodidad de quien viene de una posición rara o sobrecarga de los músculos y articulaciones. Asegúrate que esté sentado, acuérdate y chequea la posición mientras dejes.

Muchas personas, cuando se sienten estresados, inconscientemente tienden a  encorvarse mientras realizan su trabajo. Si eres nuevo en el mundo del tejido, trabajando en algo complicado o contra el tiempo, puedes estar más tenso que lo usual.

Tip: tomar un sorbo de agua, o café al finalizar cada fila puede recordar relajarte y desencorvarte.

 

  1. Estira tus manos y brazos

Esto puede ser causado por la manera en que te sientas, pero la mayoría de las veces la causa de forma que te ancianas tu lana. En algunos casos, simplemente que está usando los músculos de una manera nueva y tiene que construir la resistencia, pero también puede estar poniendo presión cuento mano con la lana y las agujas.

Acuérdate de realizar estos ejercicios de estiramiento entremedio de las sesiones de tejido.

 

  1. Palillos más livianos

El trabajar en un proyecto grande con palillos rectos se puede convertir en una tarea pesada, que causa estrés a manos y brazos. Si tienes algún problema en las articulaciones es un problema complejo.

Muchos tejedores prefieren tejer proyectos más pequeños, pero esa no es la única solución. Cambiarse a los palillos circulares, incluso cuando solo tejes corridas de ida y vuelta puede hacer la diferencia. El cable deja que el tejido descanse en tu falda; de esta forma no cargas el peso en los brazos.

 

  1. Usa palillos de madera o bambú

Los palillos tradicionales de metal se pueden sentir duros y fríos en tus manos, generando cierto malestar, particularmente para gente con artritis. Los palillos modernos nos ofrecen una amplia gama de materiales más cómodos.

Tip: si cambias de palillo, recuerda probar la tensión con la que tejes. Cambia tu agarre y puede variar la tensión que ejerces sobre el hilado.

 

  1. Prueba los nuevos palillos de madera cuadrados

Ya te contamos que los palillos de madera tienen un agarre mucho más agradable y los palillos cuadrados lo son aun más. Créelo o no, son muy suaves y entregan puntos perfectos. Incluso, algunos tejedores consideran que los puntos quedan incluso más parejos pues es más fácil mantener la tensión pareja.

Los palillos Cubics, de Knit Pro son cuadrados, de palo de rosa, y han sido aprobados por personas que sufren de artritis y síndrome del túnel carpiano y nos cuentan que el tejido se hace más amable.

 

  1. No fuerces la vista

Aunque algunas personas pueden tejer en la oscuridad, es difícil leer patrones y gráficos con poca luz. Forzarlo puede llevar a una fuerza innecesaria en los ojos.

Si tejes en un lugar en particular, asegúrate de tener buena luz. Una lámpara de escritorio puede ser una buena alternativa. Usa tus lentes si los necesitas.

 

¿Tienes más tips? Nos encantaría leerlos.

6 tips para un tejido más cómodo

Publicado el

Horóscopo del tejido

ARIES

Le gusta: empezar nuevos proyectos, tejer regalos para los amigos y la familia. Es muy generoso.
No le gusta: enseñarle a otros a tejer, proyectos desafiantes.
Color de la suerte: rojo furioso.

TAURO

Le gusta: desenredar hebras, fibra prácticas y calientitas.
No le gusta: seguir nuevas tendencias ciegamente, invertir mucho tiempo en técnicas nuevas.
Color de la suerte: turquesa.

GÉMINIS

Le gusta: aprender técnicas nuevas, dar consejos sobre tejido proyectos de tejido.
No le gusta: proyectos de Dios o de complicado que toma mucho tiempo.
Color de la suerte: verde limón.

CÁNCER

Le gusta: tejido a telar que conectan con su historia familiar. Es sensible y emocional.
No le gusta: demasiado cumplidos a tu tejido.
Color de la suerte: blanco

LEO

Le gusta: las fibras lujosa, imponer tendencias entre sus amigos de tejido.
No le gusta: que la gente no se de cuenta de nuevos proyectos recién terminados.
Color de la suerte: naranjo

VIRGO

Le gusta: ayudar a sus amigos de tejido arreglar sus errores.
No le gusta: cualquier error de tejido. Tiene que deshacer.
Color de la suerte: gris perla

LIBRA

Le gusta: diseños de técnicas que se ven sofisticadas pero que sean muy fáciles de hacer.
No le gusta patrones que son muy complicados y tienen mucho trabajo.
Color de la suerte: verde vibrante.

ESCORPIÓN

Le gusta: tejer en solitario, inventar soluciones creativas para sus problemas de tejido.
No le gusta: muchas cosas alrededor cuando trata de tejer.
Color de la suerte: terracota

SAGITARIO

Le gusta:  volcarse de cabeza a nuevos proyectos.
No le gusta: estar restringido a sólo un tipo de lana, color o patrón.
Color de la suerte: violeta

CAPRICORNIO

Le gusta: técnicas probadas, enseñarle a otros a tejer.
No le gusta: pedir ayuda a los demás cuando están en problemas.
Color de la suerte: café chocolate

ACUARIO

Le gusta: probar nuevos innovadores diseños.
No le gusta:  patrones que son muy fáciles.
Color de la suerte: negro

PISCIS

Le gusta: ser creativo en el tejido.
No le gusta: tejer con poco tiempo.
Color de la suerte: malva

Publicado el

Conoce al hombre que teje sweater de lugares famosos…

y luego los usa en esos lugares.

Sam Barsky es de Baltimore, Maryland, Estados Unidos, se ha convertido en una sensación, después que se publicaran las imágenes de los sweaters que ha tejido. Son más de 100 sweaters pictóricos los que ha confeccionado, los que incluyen atracciones como Time Square, el Golden Gate de San Francisco y Stone Henge en Gran Bretaña.

Barsky comenzó a tejer en 1999 después que problemas de salud lo obligaron a abandoner la Carrera de enfermería. Se topó con una tienda de lanas cercana y cuando el dueño vio el interés que demostraba, se ofreció a enseñarle a tejer los puntos básicos. Comenzó con diseños de bloques de colores para después seguir con cosas más complicadas que ahora comparte en su página de Facebook: “Artistic Knitting of Sam Barsky”.

Publicado el

10 señales que eres un adicto/a al tejido

¿Recuerdas la primera vez que urdiste? ¿Te enganchaste de inmediato o el amor por el tejido fue creciendo lentamente, fila tras fila, como esa bufanda que nunca se termina? En ambos casos te puedes encontrar en más problemas de los que pensabas, sin poder dejar de lado los palillos o el crochet. Aquí hay 10 signos que podrías ser un adicto/a al tejido.

1. Tus lanas tienen su propio espacio.

2. El aseo es un lujo excepcional, el tejido es esencial.

3. Tienes más lanas que ropa.

4. Hacer varias cosas a la vez es tu especialidad, desde ver televisión a cocinar el almuerzo.

5. No puedes salir de la casa sin una madeja de lanas. Por si acaso…

6. Te quedas hasta tarde tejiendo, pero juras dormir más al día siguiente. Decides tejer una corrida más… antes que te des cuenta, son las 2am nuevamente.

7. Tu primer pensamiento cuando te enteras que alguien está embarazada es qué le puedes tejer. Después recuerdas felicitar a los futuros padres.

8. Tus amigos y familiares saben que no deben interrumpirte a mitad de la corrida. Han aprendido a comenzar sus oraciones con “Cuando termines esa corrida…”

9. Estás comenzando un proyecto, pero ya estás pensando en el siguiente.

10. No hay un día que no sientas ganas de tejer.

 

¿Cuántos hábitos reconoces?

Solo un par: Eres novato/a en la adicción al tejido. Todavía tienes esperanza.

5 o más: Estás enredado/a en la lana (literal y metafóricamente). Lamentamos decirte que no hay vuelta atrás.

Las 10: es oficial. Eres un adicto/a al tejido y no queremos estar en el lado equivocado. La única solución es abrazar esta manía y seguir tejiendo. Recuerda que te acompañamos en cada parte del proceso.

Publicado el

Lanas de niños y bebés

Publicado el

Las espías que tejían mensajes secretos con palillos y crochet

Como vemos, la posibilidad de escribir con hilos abre un gran abanico de posibilidades a la hora de registrar información, sobre todo si no queremos que esta se conozca por quien no toca. Algo que se ha tenido en cuenta a lo largo de la historia. Ya el libro de 1942 A Guide to Codes and Signals aseguraba que “Los espías han sabido trabajar los mensajes del código en el punto, el bordado, las mantas, etc.” El libro hace referencia al periodo de la I Guerra Mundial en el que en aquellos espacios  donde había tejedoras, a menudo había también espíasque usaban sus tejidos para codificar mensajes y ocultarlos físicamente.

Marthe Cnockaert, espía belga, en 1914.

Por lo general, las mujeres espías en territorios ocupados durante la I Guerra Mundial fueron contratadas para peligrosas tareas como conseguir información de los alemanes que ocupaban sus pueblos, cifrarlas y transmitirlas así como organizar redes clandestinas porque sus movimientos despertaban menos sospechas que los de sus colegas masculinos. Uno de los servicios de inteligencia más destacados fue ‘La Dame Blanche, principal organización de resistencia en Bélgica cuyo personal era en gran parte femenino, y era reclutado sin tener en cuenta la clase social o la edad (incluía a pensionistas y menores).

Debido a que a las mujeres se las animaba a tejer calcetines, sombreros y pasamontañas para los soldados durante conflictos bélicos como la Guerra Civil Americana y las Guerras Mundiales, el trabajo de tejedora era una tapadera fácilmente utilizable para las mujeres espías. En Writing Secret Codes and Sending Hidden Messages, Gyles Daubeney Brandreth y Peter Stevenson aseguran que después de que el código Morse fuera inventado, pronto se cayó en la cuenta de que la cuerda y el hilo se adaptaban bien a este código en el que un nudo de lazo ordinario equivaldría a un punto y un nudo en forma de ocho a un guión.

Cartel de la Cruz Roja animando a las mujeres a tejer.

Porque si los mensajes debían ser de baja tecnología, el tejido era un soporte ideal ya que cada prenda de punto está hecha de diferentes combinaciones de sólo dos puntos: una puntada lisa parecida a una “v”, y una puntada similar a una línea horizontal. Así, al hacer una combinación específica de tejidos de punto y púas en un patrón predeterminado, las espías podrían pasar un pedazo de tela personalizada y leer el mensaje secretoinserto en cualquier  bufanda o gorro.

Un artículo que apareció en UK Pearson’s Magazineen octubre de 1918, ya informaba de que mujeres alemanas estaban tejiendo suéteres para enviar mensajes. Según dicho artículo, cuando las autoridades alemanas deshicieron el  primer suéter encontrado, se dieron cuenta de que el hilo de lanaestaba repleto de nudos que podían descifrarse como palabras. La revista describía este código como “más seguro, y no apto para ser detectado”.

Pero el arte del punto y el espionaje no es algo único de la I Guerra Mundial. En muchos casos, el hecho de ser una tejedora -incluso si no hacía telas codificadas- era suficiente para reunir información, y esta tradición continuó décadas después durante la Segunda Guerra Mundial. En Bélgica, la resistencia contrató a mujeres mayores cerca de los andenes de los trenes para agregar código a su tejido en el que registraran el recorrido de las fuerzas enemigas.

Miembros del Spinsters Club tejiendo calcetines para los soldados de la I GM. fotografía de Joseph Zachariah. 

Esto condujo a la prohibición de la Oficina de Censura de patrones de tricotadoen la Segunda Guerra Mundial. El tejido usado por la Resistencia belga durante este conflicto bélico  incluyó el lanzamiento de una puntada con forma de agujero para cada tren que pasaba y una puntada que forma un bache que ayudó a la resistencia a seguir la logística de sus enemigos.

Por este motivo, durante la misma época en que el Reino Unido prohibió los patrones de tricotado por temor a mensajes ocultos, los agentes de la Inteligencia Secreta británica contrataron al mismo tiempo a mujeres espías que se presentaban como ciudadanas comunes haciendo cosas ordinarias, que a veces incluían tricotar. Una de ellas fue Madame Levengle, una mujer que “se sentaba frente a su ventana tejiendo, mientras que con sus talones iba golpeando el suelo para mandar señales a los niños que se encontraban en la habitación de abajo”, según  escribe Kathryn Atwood en Women Heroes of World War ISus hijos, fingiendo hacer los deberes, anotaban los códigos que les trasmitía su madre mientras que un mariscal alemán se quedaba en su casa.

 

Fuente

Publicado el

9 datos sobre el tejido que la gente desconoce

¿Te has quedado sin temas de conversación con tus amigas o amigos tejedores? Es difícil que pase, sabemos, pero solo por si acaso, aquí te dejamos algunos datos que te ayudarán a romper el hielo.

Dato 1

El tejido es una técnica de hace ciento de años. Dado que las fibras se degradan en el tiempo, el difícil tener la data exacta de cuándo comenzó. De acuerdo a fuentes históricas, parece haber sido introducido por los caballeros que participaban en las cruzadas desde el Medio Oriente. El término “tejido” fue mencionado durante el siglo XIV por primera vez.

Dato 2

Una forma antigua de tejido era solo con una aguja. Una mezcla entre el tejido a palillo y a crochet fue practicado por los egipcios.

Dato 3

En el siglo XVI en Francia, el tejido era una ocupación solo de hombres.

Dato 4

La primera máquina de tejer fue inventada en 1589. El hombre que la ideó se llamaba William Lee y ocurrió durante el reinado de la Reina Isabel I. Desde ese momento en adelante, el tejido con agujas o palillos se convirtió en una actividad para los momentos de ocio y practicada dentro del hogar.

Dato 5

Durante la i guerra mundial, las mujeres estadounidenses tenían la labor de tejer calcetines, bufandas y gorros para los soldados batallando en el frente. Mientras que varias enviaron los tejidos a sus familiares que peleaban en zonas frías, otras tejían para todos los soldados.

Datos 6

¿Sabías que el tejido reduce el pulso, presión sanguínea y relaja, de manera que el cuerpo puede pelear mejor una enfermedad?

Dato 7

En el comienzo las fibras más populares eran algodón y seda, dejando atrás a la lana.

Dato 8

El primer libro de tejido fue publicado en 1611 por Johann Siebmacher y contaba con 126 patrones.

Dato 9

Los palillos anteriormente se realizaban con marfil, caparazón de tortuga o huesos.

 

Fuente

 

Publicado el

La gorila que aprendió a tejer

La autodidacta primate fue encontrada tejiendo ser una bufanda.

Sabemos que los gorilas son primates muy inteligentes, pero ¿quién hubiera pensado que son capaces de tejer? Aunque esto no es el producto un experimento científico, Penny, la gorila del Zoológico Nacional de Estados Unidos, sorprendió a sus cuidadores.

Todo pasó por accidente. Alguna tejedora olvidó su lana y palillos en el hábitat de la gorila. Penny, quien pensó que los elementos se veían muy chistosos jugó. Lo siguiente que vemos es que empezó a aburrir y tejer una bufanda.

Entonces, ¿cuán inteligentes son los gorilas? Esta es una pregunta que los científicos han tratado de resolver. No importa cuán motivada estaba Penny por aprender a tejer una bufanda, y que demostró que los gorilas son mucho más capaces de lo que ve el ojo.

El tejido es una técnica milenaria que el ser humano ha utilizado que significa destreza, resolución de problemas y creatividad. Aparentemente, Penny la gorila no le falte ninguno grandote incluso cambiar colores.